Buscar
  • Yolanda Montes

La tendencia de las bodas íntimas


Las bodas íntimas (micro weddings en inglés) son sin duda la gran tendencia en celebraciones nupciales. Las circunstancias que hemos vivido durante los últimos meses llevan a muchas parejas a elegir esta opción. Pero si sois de los que siempre os sentisteis sobrepasados por la idea de una gran boda, una celebración íntima resulta también perfecta para vosotros.


¿Qué es una micro wedding?

Cuando me preguntan qué es para mí una boda íntima, suelo responder que es aquella en la que los novios pueden dedicar su atención a todos sus invitados, charlar y divertirse con cada uno de ellos y, siendo realistas, eso es complicado con más de 30 personas. Los asistentes serán sólo vuestra gente más próxima, la que sabe y participa habitualmente de vuestro día a día, no hay sitio para los compromisos. Y esto tiene muchas ventajas. En pocas palabras: organización más sencilla y presupuesto más controlado.




La celebración puede tener lugar en interior o al aire libre. Puede ser en vuestra propia casa o jardín, una pequeña finca, un maravilloso rincón en un hotel… Es posible privatizar vuestro restaurante favorito, un café con encanto o también los espacios que algunos museos y teatros ofrecen para este tipo de eventos. Y, por supuesto, podéis casaros en plena naturaleza, un bosque, una playa… Lo esencial es que se trate de un lugar con un significado especial para vosotros. Os iremos dando ideas sobre todas esas opciones en próximos posts.


Como para cualquier boda, independientemente de su tamaño, se necesita comida, bebida, personal de servicio, decoración y entretenimiento. Como ya dijimos, este tipo de bodas son fácilmente personalizables en todos esos aspectos. Si contáis con la ayuda de un event planner, dejad que os asesore a la hora de buscar el estilo que más se ajusta a vuestra personalidad y a vuestro presupuesto. Al tratarse de una oferta gastronómica para no más de 30 personas deberá ser muy cuidada, planificada hasta el último detalle, ya sea un almuerzo o cena clásicos, un buffet informal, un brunch campestre, una merienda chic… ¡Sed creativos! Vuestra elección marcará en gran medida la distribución del espacio y la decoración. Sea cual sea el estilo que prefiráis, desde bohemio a cosmopolita, es muy importante crear un ambiente acogedor y decorar tanto el lugar (las luces tienen un gran protagonismo), como las mesas (aquí hay muchas opciones de formas y tamaños según sea el espíritu de la fiesta) con marcasitios hechos a mano, preciosas minutas, centros de flores, y la mantelería y la vajilla perfectas.


También a la hora de entretener a vuestros invitados podéis dejar volar vuestra imaginación. Una pequeña banda de música en directo resulta ideal, también un fotomatón divertido, una barra con una carta muy escogida… Podéis y debéis hacer partícipes de la celebración a todos los asistentes, incluidlos en los brindis, bailad si es posible con ellos. En definitiva, disfrutad de cada minuto de la boda, una boda que cuenta vuestra historia y en la que invertiréis sólo en lo que realmente os hace ilusión.




7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo