Buscar
  • Yolanda Montes

No podrás resisitirte a celebrar una Bridal Shower


En nuestro post de hoy queremos hablarte de las bridal showers, una alternativa íntima y elegante a las despedidas de soltera convencionales. Un evento sólo para chicas, que se celebra también en honor a la novia, que reúne a su círculo más próximo de amigas y familiares, pero en el que podemos incluir a la madre y a la futura suegra.


¿Qué es una bridal shower?


Se trata de una tradición de origen norteamericano que recibe este nombre porque, en el pasado, se introducían regalos en el interior de un paraguas que después se abría sobre la novia.

Se celebra un par de meses antes de la boda, para que así no coincida con los preparativos y los nervios de última hora. No es una fiesta sorpresa, la novia conoce la fecha y el lugar de su bridal shower, pero no será la anfitriona. La anfitriona, o anfitrionas, son quienes hayan tomado la iniciativa de organizar la fiesta, que puede ser la madrina, un familiar cercano como una hermana o una prima muy querida o unas amigas que la conozcan bien (quienes, a su vez, pueden contar con la ayuda de un event planner). Ellas además serán las encargadas de enviar las invitaciones y correr con los gastos del evento.


¿En qué consiste?


Ya que el número de asistentes suele rondar las 20 ó 30 (todas invitadas a la boda), se puede optar por organizar la celebración en una casa o en un jardín privado, en un local de eventos o en una finca con encanto. La escenografía y la decoración son esenciales y deben tener en cuenta los gustos de la protagonista: la novia. ¿Un ambiente bohemio? ¿Una estética vintage? ¿Un dress code específico? ¿Una fiesta temática? ¡Perfecto! Una bridal shower permite mayor creatividad y espontaneidad que la propia boda.

Lo que se busca es crear un ambiente tranquilo y agradable, por eso es muy importante que las organizadoras comiencen por la recepción de las invitadas y las presentaciones, ya que es posible que no todas ellas se conozcan. El objetivo es que se sientan bienvenidas y consigan una charla animada entre ellas.


Buena comida, risas y regalos


Sobre lo primero no hay nada preestablecido, puede ser un brunch, un almuerzo ligero, una tarde de dulces y té con sándwiches, un picnic chic, una estación de cócteles y algo de picar, una cena tipo buffet o una combinación de varias propuestas.

Los juegos son el otro punto fuerte de una bridal shower, y aquí la imaginación es el límite. Pruebas y desafíos relacionados con el universo nupcial (siempre con un toque de clase) son el entretenimiento principal de la jornada y seguro provocarán la complicidad y las risas entre las invitadas.

El momento más importante de una bridal shower es la entrega de los regalos que las más allegadas quieren hacerle llegar a la novia antes del gran día, e independientemente de la lista de bodas. Mientras esto ocurre, las chicas pueden disfrutar de bandejas de pequeños bocados, salados o dulces, o una bebida espumosa mientras charlan y escuchan una selección musical cuidadosamente elegida.

La fiesta termina con la novia entregando un pequeño detalle a las invitadas, para agradecerles su asistencia.

Aunque este sería el esquema básico de una bridal shower, se pueden incluir además talleres, un photocall… El resultado es un evento muy personal, una manera diferente de despedirse de la soltería, siempre sin excesos, buscando una velada divertida, inolvidable y con estilo, mucho estilo.


¿A que no puedes resistirte a celebrar una bridal shower? Piensa ya en el mejor modo de sugerírselo a tus invitadas más cercanas.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo